Donde su interior optimista

A veces no es fácil despertar al optimista en sus entrañas. Además, si a usted desde el nacimiento no se haya dado a observar el mundo a través del prisma del positivo, si los padres en la infancia hayan inculcado que todo no es bastante bueno. Sin embargo - y sobre esto, incluso, habla la autoridad más influyente de la esfera de la psicología positiva, Martin Seligman – es real educar en sí a un optimista. Llevaremos algunas orientaciones, que le ayudarán reaccionar con optimismo a lo que pasa.

El fracaso no es fatal

Cualquier fracaso no es fatal por la naturaleza. Lo recuerde y, aún más vale, anótelo y siempre lleve en el bolsillo. Si no haya podido ponerse de acuerdo con su socio de amor, si le haya renunciado el empresario la entrevista, si haya incurrido unos errores en el informe anual o no hayan guardado del hundimiento consecutivo su smartphone esto no significa que usted es loser. Esto significa sólo lo que en esta situación concreta sus acciones concretas, la palabra, el humor y las circunstancias exteriores han jugado no en su favor. ¡Este fracaso no anula todos sus éxitos anteriores y no obstaculiza, además, los logros ulteriores! Es normal amargarse, pero no dramatizar. Si sienta ya que desde hace mucho tiempo da con la cabeza contra la pared, es hora de cambiar la táctica o aun el objetivo. Después de esto todo le resultará obligatoriamente, sin variantes.

El negativo ajeno no es suyo

A veces sucede, lo que, hasta las lágrimas, es injuriosamente, cuando alguien derrama sobre uno la agresión, hace unas marranadas, ofende, manifiesta la indiferencia. Pero la verdad se radica en lo que usted, como persona, aquí nada tiene que ver. Los optimistas inveterados se apartan del negativo ajeno, o encuentran un modo de pararlo. Los pesimistas pues son inclinados a ver la causa en sí mismos, afligiéndose de que no son dignos del amor y de la aceptación. Si le convenga lo segundo, entonces desde el día de hoy adquiera para sí la costumbre: si alguien alce la voz contra usted, endose la culpa sobre usted, trata de humillar, provocar a la agresión de respuesta, etc., imagínese en los colores que el oponente dirige todo este flujo del negativo a su propio reflejo o a su doble. Después de algunos tales ejercicios la conducta optimista llegará, intuitivamente.

Descarga la aplicación para un buen estado de ánimo!

La suerte existe

Es difícil librarse del deseo de controlar por completo la vida. Sin embargo la sed de tal control, habiendo pasado un cierto límite, se convierte no sólo en lo absurdo, sino también en lo destructivo. La suerte no es palabra vana, ella existe realmente. Por eso, a unas condiciones iguales, en un cierto momento, alguien tiene suerte y otro no la tiene, y con esto, objetivamente, no se puedes hacer nada. Aprenda a tratar la mala suerte así, como si esto sea su pase al nivel siguiente, en el cual tendrá que un poco más sudar la gota gorda para el resultado deseable. Con el tiempo tal trato será habitual y liberará un montón de las fuerzas interiores para la conducta productiva.

Por los optimistas no nacen, por los optimistas se hacen. Se haga usted.


Me pregunto? Comparte!


¿Cómo escribir sus propias afirmaciones felices?

Escibir las afirmaciones felices para sí mismo es bastante fácil cuando Usted sabe cómo hacerlo. Así que, encuentre un remanso de paz donde se puede quedarse un tiempo consigo...

más...

Principio

¿Qué nos vincula a la realidad? ¿Por qué ocurren acontecimientos malos con nosotros? ¿Por qué notamos lo que es insignificante y no notamos...

más...

Lecciones de una pequeña protuberancia

Los padres consentirán en que los niños nos dirigen a veces mucho más efectivamente en comparación con lo que hiciera cualquier gurú del...

más...

El amor acaba

Estar aquí y ahora, al ver los ojos de la familia y se siente que usted puede hacer ... para eso estamos aquí?))

más...


Es necesario registrarse para esta acción

Más tarde Entrance
facebook
Haga clic en como,                 
leer `Afirmaciones Felices` en Facebook